La Energía Eléctrica en Noticias (Ver Todos)

11-febrero-2011 5:41 p.m.
Electrificando la nueva Venezuela
Foto:
Electrificando la nueva Venezuela

Caracas, 11 de febrero de 2011 (Prensa MPPEE).- El pasado jueves 10 de febrero se efectuó una reunión entre todos los Centros de Despacho de Carga regionales y el Centro Nacional de Despacho para revisar el estatus de las operaciones y la reestructuración del proceso que administra la carga eléctrica en Venezuela, en la subestación El Convento del Distrito Capital.

La reunión contó con la presencia del Ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica (MPPEE), Alí Rodríguez Araque, el Director del Centro Nacional de Despacho (CND), Igor Gavidia y demás representantes regionales, quienes se concentraron para discutir los planes de adscripción de los despachos regionales, la inclusión de nuevas regiones, la optimización de las operaciones, avances en proyectos, así como exponer observaciones, sugerencias y algunas acciones inmediatas.

El Centro Nacional de Despacho es el órgano del Estado que -a través del Ministerio para la Energía Eléctrica- hace cumplir un conjunto de protocolos y normativas en el manejo de las operaciones del sector eléctrico. Es el coordinador, el gran director de la orquesta”, señaló Rodríguez Araque. Si bien la Generación, la Transmisión, la Distribución y la Comercialización son los grandes procesos del sistema eléctrico -equivalentes a las cuerdas, el viento y la percusión en una orquesta musical- es el Centro Nacional de Despacho el que dirige la entrada y salida de cada instrumento, el que administra la carga eléctrica que va a fluir entre ellos a fin de que el resultado sea un fluido eléctrico armónico: robusto, confiable y eficiente.

Además de la articulación de todos los Centros de Despacho Regionales, una de las acciones inmediatas es la homogénea tecnificación del sistema y la optimización de la red comunicacional entre ellos. Como los centros de despacho de carga estaban dirigidos por empresas diferentes, incluso las nomenclaturas manejadas por algunos estados que están separados por apenas unos kilómetros, son diferentes. Sobre lo que antes se llamó OPSIS (Oficina de Operación de Sistemas Interconectados) y poco después CNG (Centro Nacional de Gestión) Igor Gavidia comentó: “Decidimos convertir esto en un despacho nacional y establecer ocho despachos regionales… la meta es que cada despacho ejerza el control de las subestaciones que están en un área determinada”. Para este proceso, existe un plan de adscripción de nuevas regiones a los despachos actuales.

Actualmente, los Centros de Despacho están atravesando un proceso de actualización tecnológica y humana que redefine la estructura, su dinámica y funciones con el objetivo de optimizar la capacidad de respuesta durante el monitoreo del comportamiento del sistema eléctrico en tiempo real.

Otra de las acciones a tomar es la formación teórica-práctica de los despachadores. Para ello se está estableciendo un convenio con la Universidad Simón Bolívar (USB) y los profesionales de Guayana, La Mariposa y la isla de Cuba.

Factores mundiales, nacionales y de época

Antes de que la agenda se dilatara en las particularidades de este proceso, Alí Rodríguez Araque aprovechó la oportunidad para enmarcar el contexto en el que y por el que se está ejecutando la nueva política de electrificación del país. Un plan que bebe lo aprendido del anterior y diseña nuevos parámetros para satisfacer el actual nivel de desarrollo económico y social de la nación: “Este plan no se puede llevar a cabo con las mismas estructuras. Catorce empresas, idiomas distintos, nomenclaturas diferentes… con la desarticulación de un sistema que debe operar como un todo”.

Poco después de que se creara la Compañía Anónima de Administración y Fomento Eléctrico (CADAFE) en 1958, la Electricidad de Francia (EDF, Électricité de France) participó en la implementación de una política de electrificación nacional cuyo sustento era el río Caroní en el estado Bolívar y Planta Centro, en el estado Carabobo. Solucionada la generación hidroeléctrica en Guayana y termoeléctrica en el centro del país, se expandió una red de transmisión en fuertes bloques (alta y media tensión -765, 400 y 230kV-) entre grandes distancias, lo que implicó unos considerables riesgos que Planta Centro estabilizó durante algún tiempo.

Los combustibles del desenvolvimiento humano son y seguirán siendo el agua, la electricidad y el petróleo. En este sentido, la planificación energética debe corresponder el plan y/o las proyecciones de desarrollo económico, social e industrial para cualquier sociedad. Fue en 2010 cuando se hizo inminente la materialización definitiva de CORPOELEC como la única operadora del servicio eléctrico, la creación de un órgano supervisor y regulador que es el Ministerio (MPPEE) y la resolución de una contingencia producida por un factor climatológico.

Una vez contenida la crisis de generación durante el año pasado, una red eléctrica en mal estado, la falta de cultura de ahorro energético y una recaudación que no saldaba más del 50% de los gastos de nómina, marcaron la segunda fase en la reconstrucción del sistema eléctrico venezolano: “No se resuelve nada si no se resuelve el derroche (…) Si no hay un cambio cultural, se repetirá el fenómeno”. Rodríguez Araque enfatizó la importancia de cambiar la cultura de consumo energético ante un incremento anual de la demanda del 6%. Una consumo que exige la inyección de 2.000MV al parque de generación cada año.

No obstante, y a pesar de que los países desarrollados empezaron la conversión hacia las fuentes alternativas durante la década de los 70, evento motivado por los altos precios del petróleo y las proyecciones demográficas, es ahora cuando el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2007-2013 contempla la incorporación de alternativas energéticas no fósiles. Sobre este aspecto, el Ministro prioriza la explotación del potencial eólico mientras se prepara el personal que puede desarrollar proyectos nucleoeléctricos: “Si ya se han hecho mediciones de energía eólica –las estimaciones arrojan que podrían generarse hasta 20.000MV, con una gran concentración de esa capacidad en La Guajira, 10.000MV- debemos emprender una ruta energética de ir desarrollando cada vez más esa fuente. La Guajira está llamada a ser ‘El Guri Eólico de Venezuela’. Eso es algo extraordinario”, refirió.

Asimismo, para el desarrollo de proyectos de generación tradicionales y alternativos las grandes inversiones nacionales y extranjeras laten al ritmo de planes confiables: “No existe un banco tan generoso que financie gente con estados financieros poco claros”, afirmó Alí Rodríguez Araque. El Ministro subrayó la importancia que reviste la sana consolidación del sector eléctrico donde cada empresa tiene el compromiso de entregar los estados financieros auditados y consolidados. La fecha tope para la formación de CORPOELEC como un solo bloque operador es el 31 de diciembre de 2011.

Como buena señal, el Ministro de Energía Eléctrica asomó la noticia de un aumento en la recaudación a principios de este año. Ganancia en el que los empleados se han involucrado con especial énfasis. Rodríguez Araque asevera que son muchos los compromisos que están cumpliéndose paralelamente, y nuevamente exhorta a cada trabajador y trabajadora a valorar la trascendencia de su rol, ‘cotidiano’ a simple vista, pero ‘esencial’ visto como parte de un todo: “Cualquier pequeña cosa es una gran cosa (...) Hay que vigilar la trascendencia de lo que se hace”.

El centro del cambio

En toda actividad, el factor humano es determinante”. El titular de la cartera eléctrica asumió el compromiso de crear un área académica que forme personal en tres sentidos:

1.- Centro de investigación y estudios tecnológicos para formar científicos que desarrollen nuevas tecnologías.

2.- Plantel de formación especializada para educar a profesionales expertos en áreas específicas de la industria eléctrica.

3.- Entrenamiento en conocimiento y destrezas sobre todos los ámbitos del sector eléctrico para que todos los empleados entiendan la naturaleza del sector para el cual trabajan; así como formación gerencial y de operaciones para quienes planifiquen, coordinen y tomen decisiones.

La formación de profesionales especializados no sólo responde a la natural necesidad de contar con mano de obra calificada, también atiende a un hecho económico. Rodríguez Araque asegura que se importan alrededor de 20.000 transformadores de distribución anualmente, por lo que el desarrollo de una industria de bienes y servicios orientada al universo eléctrico es imperante: se busca la capacitación para construir y reparar, la voluntad y la destreza para crear el nuevo sector eléctrico nacional. En todo caso, “El hombre es del tamaño de los retos que enfrenta”, aseguró Alí Rodríguez Araque.

Vistas: 4949