Nacionales (Ver Todos)

21-febrero-2011 1:17 a.m.
San Bernardino atendida por sus vecinos
San Bernardino atendida por sus vecinos

Caracas, 20 de febrero de 2011 (Prensa MPPEE).- Tres cooperativas de San Bernardino pulen poco a poco su parroquia como parte del Plan Caracas Bicentenario que impulsa CORPOELEC y el Ministerio del Poder Popular para la Energía Eléctrica (MPPEE).

Un día cualquiera pueden verse esos pequeños grandes hombres y mujeres que trabajan para humanizar sus calles, boulevares y parques. Espacios que asumen propios por el sólo hecho de sentirse ciudadanos en una ciudad que demanda cada vez más, el cuidado de sus habitantes.

Soutec, Valeska y Kamoirán-Aponwao son las organizaciones comunitarias adscritas a CORPOELEC responsables de la limpieza y embellecimiento de la parte baja de la Parroquia San Bernardino. Áreas emblemáticas como el Boulevard Vollmer o el Paseo Anauco fueron recuperados de la basura y los traficantes. Rafael Sánchez, representante de Soutec, la cooperativa encargada del Paseo Anauco, asegura que no ha sido fácil y mucho menos seguro: “Hace un año y tres meses nosotros tomamos esto, lo limpiamos, pintamos las paredes, sacamos a los traficantes. Tenemos a 4 personas de día patrullando y a 5 de noche”.

Con motivo del Plan Caracas Bicentenario, la restauración de estos espacios ganó impulso en abril de 2010 con la colaboración del Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras. Una vez saneados los espacios del Paseo, la Oficina Nacional Antidrogas inauguró una cancha de básquet a comienzos de 2011.

A pesar de que se ha retirado el módulo de la Guardia Nacional, la Cooperativa Soutec mantiene firme presencia desde la Av. Panteón hasta el puente San Felipe, realizando el mantenimiento del boulevard y creando conciencia sobre el cuidado de los espacios: “Necesitábamos esta caminería, no sólo porque los cuatro liceos de la zona vienen a hacer educación física aquí, sino para caminar, hacer bicicleta, sacar a los niños”, apuntó Sánchez.

En la Av. Vollmer, la cooperativa Valeska embellece las caminerías y los alrededores de la Comandancia General de la República. La misma cooperativa que realiza los trabajos de jardinería en la sede del MPPEE, es la responsable de las plantas que adornan la entrada principal de la Parroquia San Bernardino. “Trabajamos en el desmalezamiento y barrido de las calles (...). La cooperativa siempre está pendiente de nosotros, de cuáles son las fallas y qué debemos hacer. La mayoría somos vecinos de aquí de San Bernardino”, menciona Cipriano Espinoza, miembro de Valeska.

La diferencia entre una caminería disfrutable, libre de basura, malezas y con lugares para sentarse, se puede percibir entre los sectores servidos por estas tres cooperativas y aquellos que no lo están. Una sutil diferencia: en unos hay personas como Carmen de Gutiérrez y Emilia Flores, vecinas que conversan sentadas la mañana de un sábado; y en otros simplemente hay ausencia de personas. “Nosotras venimos de hace mucho y ha mejorado bastante. De vez en cuando lo lavan”, comenta la vecina Emilia Flores.

Articulando esfuerzos

Toda la basura que recolectan Suatec y Valeska es recogida por la tercera parte del equipo, la cooperativa Kamoirán-Aponwao. Con un camión de volteo y dos compactadoras, los desechos sólidos desaparecen de todo el circuito sur de San Bernardino: “Recogemos unas 250 toneladas de desechos sólidos mensuales, más los escombros y desechos vegetales que suman otros 5.000 kilos”, asegura el representante de la organización, Yuri Luis.

Además de San Bernardino, esta cooperativa recoge la basura de los Centros de Servicio de CORPOELEC en la Yaguara, La Mariposa y Santa Rosa. “Había mucha necesidad en la zona. Comenzamos en septiembre de 2009 con un camión pequeño y hemos aumentado la capacidad por el volumen de basura. Ahora incluso contamos con una unidad móvil que patrulla la zona y recibe solicitudes de recolección”, afirma Rubén Aponte, gerente de operaciones de Kamoirán-Aponwao. La cooperativa incluso retira los desechos “no biomédicos” del Hospital de Niños J.M de los Ríos y la Calle Real de Sarrías.

“La presencia de las cooperativas garantizan que el servicio se pueda prestar de una manera permanente y más eficiente. La gente lo pide (…) En el marco del Plan Bicentenario buscamos extender estos beneficios a toda la parroquia. Contamos con plena capacidad para hacerlo”, señaló Aponte.

Gracias al Plan Caracas Bicentenario y el apoyo de CORPOELEC, la parte baja de la Parroquia San Bernardino ha conocido uno de sus mejores rostros en años. Son sus hijos, algunos vecinos organizados los que trabajan de lunes a sábado por devolverle la vida y gloria que el urbanista francés Maurice Rotival plasmara en los años 30, al urbanizar las siembras cafetaleras que antes eran conocidas como las “riberas del río Anauco”.

Vistas: 835